Dermatólogo Ambato Tratamiento Acné-min
Dermatólogo Ambato Tratamiento Acné1-min
Dermatólogo Ambato Tratamiento Acné2-min
Dermatólogo Ambato Tratamiento Espinillas Barros Espalda-min
_

Acné Tratamiento, Manejo

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Hay tratamientos eficaces para el acné, pero el acné puede ser persistente. Los granos y erupciones cicatrizan lentamente, y cuando uno empieza a desaparecer, otros parecen aflorar. Según su gravedad, el acné puede causar sufrimiento emocional y dejar cicatrices en la piel. Cuanto antes inicie el tratamiento, menor será su riesgo de sufrir tales problemas.

¿Qué lo provoca?

El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros porque estas áreas de la piel tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas. Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas.

Es posible que la pared del folículo sobresalga y se forme un punto blanco. O puede que el tapón se abra a la superficie, se oscurezca y forme un punto negro. Un punto negro puede parecer suciedad incrustada en los poros. Pero, en realidad, el poro está lleno de bacterias y materia grasa, que se oscurece cuando se expone al aire.

Los granos son puntos rojos que sobresalen, con un centro blanco, que aparecen cuando los folículos pilosos bloqueados se inflaman o se infectan con las bacterias. La inflamación y las obstrucciones profundas dentro de los folículos pilosos producen protuberancias similares a quistes debajo de la superficie de la piel. Por lo general, no hay otros poros de la piel (que son las aberturas de las glándulas sudoríparas) relacionados con el acné.

Factores que provocan o empeoran el acné
  • Cambios hormonales. Los andrógenos son hormonas que aumentan en los jóvenes durante la pubertad y que hacen que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo. Los cambios hormonales durante la madurez, especialmente en las mujeres, también pueden provocar brotes.
  • Ciertos medicamentos. Los ejemplos incluyen medicamentos que contienen corticosteroides, testosterona o litio.
  • Alimentación. Los estudios indican que el consumo de determinados alimentos, incluidos los alimentos ricos en carbohidratos, como el pan, los bagels y las papas fritas, puede empeorar el acné. Se necesitan más estudios para evaluar si las personas con acné se beneficiarían con algunas restricciones específicas de alimentación
  • Estrés. El estrés no causa acné, pero, si ya lo padeces, puede emporarlo.
¿Qué provoca ser más propenso al acné?
  • Edad. Si bien las personas pueden tener acné a cualquier edad, se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes.
  • Cambios hormonales. Estos cambios son comunes durante la pubertad o el embarazo.
  • Antecedentes familiares. La genética interviene en el acné. Si tus padres padecieron acné, es probable que tú también lo padezcas.
  • Sustancias grasas o aceitosas. Es posible que desarrolles acné cuando tu piel entre en contacto con aceite o lociones y cremas aceitosas.
  • Fricción o presión en la piel. La causa puede ser, por ejemplo, elementos como teléfonos, teléfonos celulares, cascos, cuellos ajustados y mochilas.
¿Cómo debo tratar el acné?

Los medicamentos para el acné actúan reduciendo la producción de aceite y la hinchazón o tratando la infección bacteriana. Con la mayoría de los medicamentos de venta libre para el acné, es posible que no veas resultados. El acné puede tardar varios meses o años en desaparecer completamente, y su tratamiento es multifactorial, es por ello la importancia de mantener un seguimiento profesional por parte de un dermatólogo para medir la evolución y controlar los brotes de acné. Si requiere una cita médica, acceda aquí.

El régimen de tratamiento que recomienda tu médico depende de tu edad, el tipo y la gravedad de tu acné y tu grado de compromiso con el tratamiento. Por ejemplo, es posible que debas lavar y aplicar medicamentos en la piel afectada dos veces al día durante varias semanas. Los medicamentos tópicos y los que se toman por vía oral (medicación oral) a menudo se usan en combinación. Las opciones de tratamiento para las mujeres embarazadas son limitadas debido al riesgo de efectos secundarios. El no tratar el acné de forma adecuada y a tiempo, puede provocar:

  • Cicatrices. La piel con hoyos (cicatrices del acné) y las cicatrices gruesas (queloides) pueden perdurar mucho tiempo después de que se haya curado el acné.
  • Cambios en la piel. Una vez que el acné ha desaparecido, es posible que la piel afectada quede más oscura (hiperpigmentada) o más clara (hipopigmentada) que antes de que ocurriera la afección.